18 de enero de 2012

Occupied Times

from Queens, New York.

Seis meses atrás estabamos rodeados de agua salada. Ahora lo que veo desde mi ventana son los esqueletos oscuros de los árboles, y las líneas verticales hechas con ladrillos y ventanas cerradas, cubiertas por cortinas pálidas.

"Los colores y el frío no pegan." Eso dicen, pero yo no les creo. A mí que me sigan los colores.

Las pantallas que hoy cuelgan de mis orejas son azules. Es más, son pedacitos de botellas de cristal que fueron hermosamente pulidas por las olas del Atlántico. Las creó la Raquel Rivera Ramirez, la triple R.

Estos pantalones son verde aguacate, la blusa es violeta, las medias - Puff! - a ellas no le caben más diseñitos, y c
omo si fuera poco, mis muñecas están decoradas con muchos hilos azul turquesa. Los colores son mis vitaminas visuales.

Habiendo escrito todo esto, pensarían ustedes que ando muy hippiosa, muy jolly and happy go lucky. Sí y no.

Lo que sí hay se llama cansancio. Es el lleva y trae de las mudanzas. La compulsión que impulsa la búsqueda diaria de empleo. La compulsión de crear, escribir y recibirme.

¿Qué es eso de recibirme?, pregunta Yari.
De brillar sin miedo a la ventolera.
Así como unos meditan, se estiran o leen el periódico poco después de lavarse la boca, yo busco trabajo por internet todas las mañanas. Y no es que no tenga trabajo, es que sigo soñando con el que no tengo.

Este dilema (propio de millones de personas, sobre todo, de mi generación) me ha llevado a pensar en lo siguiente:
1. Hace rato que se acabo el mito de la profesión, at least for me and millions of other capable college graduates.
2. "El trabajo ideal", como todo ideal, no existe. PUNTO.
3. Es muy probable que padezca de "déficit de atención" gracias a mis múltiples tareas.
4. Mantener un blog llamado Vultvática puede que limite a un .5% las ofertas de empleo.

Respecto al #4, si creen que estoy exagerando, los invito a que escuchen panel de discusión: Abortion Apathy? Feminist Bloggers Speak Out About Reproductive Justice, particularmente la intervención de Shelby Knox. (Ups, usé la palabra aborto, eso también es muy limitante.) De seguro mi blog no es tan visitado. Pero, como todos sabemos, los "jefes" tienen todo el derecho a investigar a sus posibles empleados.

Aparte de eso:
1. Hoy vendí un Sin cabeza via Etsy! Celebremos esta primera venta! Yo pongo el vino.

2. Renuncié al segundo trabajo que tenía porque prefiero el que ahora tengo + seguir desarrollando las creaciones=productos de Taller Asiray. Además, me rehuso a actuar como mesera/butler/servant para la gente rica esta la ciudad. Es el peor empleo que he tenido, y no porque es me trataran mal. De por sí son muy educados para que así seamos con sus clientes importantes. El gran detalle es que la compañia enfatiza que seamos "sutiles, impercetibles, invisibles", y ese estado (esa manera de ser y estar) es lo más me opaca.

3. Los Desajustados, la novela de Rojo Robles está en camino. Ya conseguí un buena impresora, y los cartones. Será una edición de 50 ejemplares. Estamos muy contentos.

Sin nada más que anunciarle al mundo, me despido.
Enlace

2 comentarios:

Raquel Z. Rivera dijo...

¡Celebremos el Sin cabeza que vendiste por Etsy! Celebremos que dejaste el trabajo de mesera/butler/servant y tendrás más tiempo para Taller Asiray! ¡Celebremos las pantallas azules y los pantalones verde aguacate y todos los otros colores que te acompañan!

Desde NM, brindo por ti con té verde y mucho amor.

Hoy, artista dijo...

Excelentísimo update! Y bravo por la primera venta!!!!!!!!!