31 de agosto de 2014

Mi papá guarda en sus gavetas
pedazos grandes de corazón
su corazón

él se fija en los dobleces de las hojas
lee las esquelas y colecciona noticias
que a veces cuelga en la entrada de su oficina

también siembra todo tipo de semillas
nunca lo he visto desesperado por bailar

todos los días
regala abrazos y sonrisas
como aplausos

y lloraría frente a cualquiera
raro ante la hombría
demasiado coraje
y vuelo

repito
mi papá guarda en sus gavetas
pedazos grandes de corazón
su corazón

si lo conocieran bien
me reconocerían









26 de agosto de 2014



¡Dilo con la boca!

hermosa frase

23 de agosto de 2014

Paranoia: el libro de las 107 páginas


1. Llevo varios años dándole vuelta a la idea de crear un libro relacionado a la paranoia.  Si mal no recuerdo la primera idea que tuve llegó en un sueño. No era un libro sino una instalación enorme. Incluía una especie de pared (curva) hechas de páginas cosidas, específicamente las páginas # 107 de todos los libros que había leído hasta el momento.  Frente a la pared se encontraba un escalón blanco igual al que usan en las olimpiadas para trepar a los ganadores de medallas.  

2. El libro que en el que estoy trabajando no contiene todas las páginas # 107 de los libros que he leído, pero sí incluye 107 páginas.  Tampoco incluye las páginas # 107 de los libros publicados por amigos o conocidos. Sí incluye copias de algunos clásicos, recetarios, revistas académicas, libros chatarra, entre otros.


3. En el mundo ideal el libro que estoy creando podría verse como un antídoto para la paranoia. O sea, lo que algunos newagers llaman pronoia.  Pero mi no interesa la pronoia ni la nueva era...que pasó. Lo que me obsesiona es leer, y el número 107 me trae buenos recuerdos.

4. Desde pequeña me han fascinado las teorías de conspiración, los cuentos sobre los ufos y los complots. Puede que esto se deba a que fui criada cerca de una base militar en Puerto Rico, y a que pasé demasiado tiempo en la biblioteca de mis padres.

5. Ya lo dijo la canción, cada quien en este mundo cuenta el cuento a su manera.  Cada quien busca la manera de hilar la información con sus recuerdos y emociones y de más.  Cada quien le otorga un significado particular lo que le rodea. Amén por este tipo de libertad.

Lo anormal, me parece a mi, es que un grupo, como tú y yo, justifique la matanza de otros miles como tú y yo; o que se implementen leyes racistas aquí y allá; o se vigile a medio mundo; o que realicen experimentos sin consentimiento alguno; o que los jefes de compañías nieguen el acceso a métodos anticonceptivos porque eso no va con su ideología religiosa; o que falsos profetas anuncien  que el mundo se acabará por culpa de los homosexuales; o que se proclame una guerra contra el terror. ¿Quiénes son los terroristas?
  
7. ¿Qué será lo que causa la paranoia?  _____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

8. Aun le faltan algunos detalles al libro.  El plan es someterlo a la Bienal Latinoamericana del Bronx del 2014.  Y escuchar a la gente lo que vea el libro de cerca.




10 de agosto de 2014

Otra niña al pozo

Y si les dijera que un día como hoy cayó la niña al pozo.  

Y el pozo no la reconoció porque la niña ardía sin sus manos, ahora convertidas en lo que la gente llama templos oscuros, llenos de hollín y orina.

Y todo eso pasó en un abrir y cerrar de ojos.  Digamos que en veinte años.  O en treinta y cinco.  Y todo lo que antes era digno de ser recordado ya no se distinguía en la negrura.

Llamámosle, silencio a lo profundo. 

Y el silencio no tuvo más remedio que recoger a la niña, vestida con un traje roji-blanco y zapatitos de charol.  Y la niña parecía, sin duda, una muñeca de trapo con dos círculos rosados sobre los cachetes.  Aunque no tenía el pelo de hilo ni un par de botones para ver. Aunque su sexo palpitara.  Su corazón, también.  

Es que así fue vestida por aquellas manos, ahora pulverizadas. (Qué mejor material para fabricar una pared.) Por aquellas manos nerviosas, que tanto gozaban del color y de las telas y de los encajes y de los lazos.  Por aquellas manos que, juntas, soñaron alcanzar la perfección.

Vaya manera de morir.







8 de agosto de 2014

Si hay que salir de nuevo

si hay que salir de nuevo
que sea cantando
con otra voz
y no ésta

salir de estos brazos
quitarme las manos de las manos
desencajar los pies
y las caderas

salvar la vista de mis ojos
sacarme de mi misma
con todo y venas

si hay que salir
que sea bien temprano
un lunes
en esta sala
entre las plantas
los retratos y las prendas

que sean ellos los testigos
de la carnicería a cuestas

4 de agosto de 2014

Work Related Update



1.  Casi todos los poemas de mi próximo libro están traducidos al inglés.  Quiero comenzar la producción en el otoño, y organizar juntes con amigas y amigos para encuadernarlos.  Misión: 500 libros para hacer un alternative bookstore tour.

Se llama Viento - y viene con....azul, transparencia, vuelo, liberación, aire, claridad, pecho, nido, hijas, soplo, respiración, fortaleza, resistencia, niñez, crecimiento, viaje.

2.  Comencé a hacer los  seis collages del libro de Myrna Nieves. Estamos trabajando juntas en la publicación bilingüe de uno de sus cuentos. 

3. Esta semana termino el proyecto con la unión 1199: ofrecer talleres a grupos de adolescentes como parte de un programa de trabajo y mentoría. La casa nunca había estado tan llena de libros. Hasta ahora, he trabajado con más de 70 jóvenes.  Ha sido  intenso y sanador. 


ABAJO: MATERIAL QUE ESTOY INCLUYENDO EN OTRO INVENTO LIBRISTICO





Antes, blogueaba acerca de las cosas de mi vida.  Nadie leía el blog.  No fue hasta que decidí que trabajar como stripper, y escribir acerca de éso que me llamaron de Hollywood. Boom! 

Parafraseo fatulo de una entrevista con Diablo Cody en Glamour

*
No es lo mismo llamar al diablo que verlo venir.

      Adorar la biblioteca más imponente de la ciudad de Nueva York no significa que            
    trabajar en ella sea una delicia.  Y trabajar en el gift shop de esta biblioteca debe ser    
    empalagoso.  Estaría a pasos de los libros, y con mucho dinero anejo entre las manos.

     ¿Eres rápida, atenta?  ¿Eres computer savy?  ¿Sabes  hablar otros idiomas? ¿Alguna      
      vez has trabajado en una tienda?


Sí, sí, sí, sí, sí.  

A todo lo bateo con un sí rotundo, mientras hago lo posible por verme seria y profesional frente a la doña que me entrevista con cero entusiasmo.  Cada dos o tres minutos ella tose.  Cada cinco, se sopla la nariz.  Luego, observa la pantalla de la computadora. Vuelve a mirarme, con sus ojos vidriosos…Me desconcentra. 

¿Qué destrezas te permitirían trabajar eficientemente en la tienda?

....

Tu résumé es muy impresionante.  ¿Por qué quieres trabajar con nosotros? Excelente pregunta.  

No alcanzo a pensar en una respuesta convincente.  Uno no se supone que diga la verdad y toda la verdad en este tipo de escenarios.  

Me gustaría darle las dos razones me llevaron a solicitar esta posición:  mi adicción a la lectura y mi necesidad económica.  Es simple.  Necesito pagar la renta.

¿Qué tu estudiaste? 

Literatura. 

¿Todavía das clases en Lehman College? 

Sí. 

Ay, yo me crié en el Bronx.

(Primera conexión personal.)

A mi me está que lo que quieres es escribir.

¿Qué? Estoy a punto de levantarme de la silla, y abrazarla. Es simple.  Ella lo ha dicho muy claro, aun con todo y las alergias que la están matando.

Vamos a ver si lo logras.

Vamos a ver, me digo a misma, antes de salir de su oficina para jamás volver.

To be continued...

31 de julio de 2014

26 de julio de 2014

Miedo, un poema



Miedo dice llamarse la que aprieta
las palabras a punto de tocar el aire

                   es una trepadora
he como visto se enrosca 
donde la gente dice que nace
la bondad y lo dañino (sí, aquello)

hay quienes no creen 
en las cosas transparentes
prefieren ver para creer

que no se engañe nadie
ésto – sea lo que sea –
desfigura sin esfuerzo

no tiene principio ni final
y siempre opaca

25 de julio de 2014

Connecting the dots